La casa de La Huasteca

51

Publicidad

Pocos conocen la historia que hay detrás de la misteriosa casa enclavada en las montañas del Cañón de La Huasteca.

El Cañón de la Huasteca es uno de los destinos que más preferencia han ganado por los regiomontanos y turistas foráneos en los últimos años.

Montañas milenarias de caprichosas formas causan impacto inmediato en los visitantes, pero hay otro elemento del lugar que también llama la atención: una casa construida en una parte de la montaña.

Publicidad

¿A quién pertenece esa casa? ¿Por qué esta deshabitada?

El constructor de esa casa es una de las figuras más importantes de la historia de Nuevo León, el Dr. Eduardo Aguirre Pequeño, eminente médico que hizo mucho por el mundo al dedicarse a investigar el llamado “mal del pinto”, enfermedad que él mismo se inoculó para ahondar en su entendimiento.

La casa se construyó en 1955 por el entrañable doctor y su familia, quienes eran propietarios de varios terrenos de La Huasteca.

Los trabajos de construcción tardaron cerca de 5 años, según contó alguna vez el también médico Eduardo Aguirre Cossio, hijo del eminente doctor nuevoleonés.

“Un día estando en uno de esos terrenos mi padre tomó un block y mirando hacia lo alto de una montaña me dijo ‘recuerda hijo, no hay dificultad que resista los embates de una voluntad firme y de un trabajo continuo a favor de la justicia y el bienestar del hombre, subiremos este block hasta allá, será el primero de muchos con los que construiremos un refugio en el precipicio de esa montaña’, recuerda Aguirre Cossio.

Esa casa sería refugio y fuente de alegrías para la familia Aguirre, hasta que durante el mandato del exgobernador Jorge Treviño todo se vendría abajo, ya que el Gobierno de Nuevo León expropió varios terrenos de La Huasteca, entre ellos la casa del Doctor Aguirre Pequeño.

Se dijo en su momento que se buscaría utilizar ese espacio para construir un museo, cosa que nunca se cumplió.

En la actualidad esa casa permanece abandonada, y puede ser visitada. Para llegar a la misma hay que subir una vereda de fácil acceso, tomando cerca de 30 minutos subirla.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.