‘El Niño del Violín’

131

Publicidad

La escultura del “Niño del Violín” es de las más llamativas del Panteón del Carmen de Nuevo Léon.

El Panteón del Carmen es un verdadero museo, pues en él se encuentran bellísimas piezas de arte mortuorio.

Majestuosos mausoleos, hermosos detalles de herrería y esculturas sorprendentes se encuentran en el cementerio ubicado en Nicolás Bravo, a la altura de Modesto Arreola.

Publicidad

Una de las obras que más llaman la atención de este panteón es la de “El Niño Violinista”.

Esta escultura se encuentra en la tumba del niño Gregorio Alanís González, quien murió en 1908 a la edad de 13 años.

El niño Gregorio, originario de la comunidad de El Cercado, en Santiago, Nuevo León, destacó desde temprana edad por su virtuosismo para tocar el violín, especializándose en la interpretación de piezas clásicas.

Tras su fallecimiento (del cual se desconocen sus causas), sus padres le pidieron al escultor italiano Michele Giacomino, uno de los más famosos de la época en la localidad, que hiciera una escultura para colocarla en la tumba del menor.

El resultado fue impactante: una figura en tamaño real, realizada en mármol blanco, la cual resalta por su realismo.

Hay versiones que indican que entre las 01:00 y las 03:00 horas se escucha al niño tocar violín justo en el pasillo en el que se encuentra su tumba.

¿Será cierto o leyenda? No lo sabremos, pero de lo que sí estamos seguros es de que esa escultura es de una belleza notable.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.